Buscar el nuevo

Si se examina el desarrollo de la historia de la construcción de órganos, es inevitablemente encontrar el nombre de Aristide Cavaillé-Coll. Este maestro de su oficio, nacido en 1811, ansiaba durante toda su vida revisar los procedimientos tradicionales y las técnicas de construcción de órganos, mejorarlas si era necesario y combinarlas con las nuevas técnicas de su tiempo. Cavaillé-Coll creó un sonido que compositores contemporáneos como César Franck, Charles-Marie Widor y más tarde Louis Vierne, convirtieron en el modelo de toda la escuela romántica. Muchos de sus inventos se utilizan hoy en día en la construcción de órganos de forma habitual.

Esta máxima de vida de Cavaillé-Col de conservar las tradiciones antiguas y ansiar el nuevo para posibilitar el progreso, debe ser adoptada por la “construcción moderna de órganos”. Pero, al fin y al cabo, el progreso no debe ser un paso atrás, sino que debe servir siempre para perfeccionar el instrumento del órgano, para ofrecer a los músicos y a los compositores un estímulo y para permitir un mayor desarrollo.

 

Desde la planificación hasta la finalización

Nos basamos en tradiciones probadas. Los "órganos Mayer" tienen principalmente cajas autoportantes de madera maciza que permiten una construcción muy compacta y en las que las cajas deslizantes mecánicas descansan sobre almacenes de madera calculados estáticamente. Gracias al uso de materiales modernos, nuestros secretos son insensibles a las fluctuaciones de humedad relacionadas con el clima y la calefacción, por lo que tienen una durabilidad muy larga. Las perforaciones de los secretos, las secciones transversales de la distribución y también los pistones de tono se calculan por el ordenador para garantizar un suministro óptimo de viento a los tubos. Nuestros sistemas mecánicos de transmisión están equipados con varillas de acompañamiento que compensan el funcionamiento de las varillas de madera en el caso de fluctuaciones de humedad y garantizan así un juego preciso. Asimismo, el punto de presión de la tecla puede configurarse totalmente según el gusto personal. La condición previa para una mecánica precisa, una alta calidad de sonido y una arquitectura armónica es una planificación exhaustiva y detallada del instrumento. Especialmente en este ámbito, disponemos hoy de una gran variedad de medios. Diseñamos y construimos nuestros órganos con la tecnología CAD. Por un lado, esto permite un diseño exacto y detallado, por otro, podemos elaborar ilustrativas variantes de diseño según el gusto de nuestros clientes que pueden servir como verdaderas ayudas para la toma de decisiones. Gracias a la alta calidad de los materiales y a las técnicas utilizadas, nuestros órganos actuales tienen una durabilidad de varios siglos. Por lo tanto, nosotros, como constructores de órganos, tenemos una gran responsabilidad porque los instrumentos que construimos hoy deben seguir siendo un enriquecimiento musical para las generaciones siguientes. Nos gustaría invitarle a visitar nuestros talleres en Heusweiler para que pueda hacerse una propia impresión de nuestro trabajo.